frutos rojos

Esa maravilla llamada frutos del bosque

Los frutos del bosque o frutos rojos, esos pequeños frutillos que disfrutamos cogiendo directamente del seto unos pocos meses al año son verdaderas bombas de salud, sabor y color.

producción ecológica
Nuestros niños poniéndose “morados” de frutos rojos

Son ricos en flavonoides que protegen a quien los consume de los oxidantes como los rayos UV, la polución ambiental y sustancias químicas nocivas contenidas en alimentos procesados. Poseen, además, la capacidad de disminuir el colesterol.

Los arándanos tienen acción antiiflamatoria y antibacteriana, nos protegen de los radicales libres, cuidan y protegen nuestra vista (son ricos en vitamina A y antocianinas que ayudan en la producción de rodopsina), previenen los problemas de próstata, las infecciones de riñones y las de uretra (como contamos más abajo). También favorecen las circulación sanguínea, ya que poseen propiedades vasodilatadoras, antiagregantes, antihemorrágicas y fortalecedoras de los capilares. Ayudan a mejorar varices y hemorroides.

Los arándanos rojos en particular, son muy apreciados para prevenir y combatir las infecciones urinarias como la cistitis. Si eres propensa a padecerlas (o propenso, pero son más comunes en las mujeres al ser la uretra más corta), te puede venir bien tomar zumo de arándanos a diario. Normalmente viene muy concentrado así que puedes rebajarlo bastante con agua. Verás que una botella pequeña, que suelen ser caras, al final te cunde muchísimo.

desayuno saludable
Desayuno con fresas (mucho mejor que con diamantes, donde va a parar)

Algo similar ocurre con las frambuesas, tienen poder antioxidante, son ricas en vitamina C así que ayudan a la absorción del hierro, mejoran las circulación y la visión, son ricas en ácido fólico por lo tanto muy recomendables para embarazadas y madres lactantes… Y un sinfin de beneficios…

Ensalada con frutillos del amor

En general, los frutos del bosque, con su apariencia humilde aunque colorida son antioxidantes y hasta previenen la aparición de cáncer gracias a componentes como que inhiben el crecimiento de células malignas.

Nuestro consejo para su consumo: nunca nunca desaprovechéis la temporada de cada uno de ellos. Ahora por ejemplo estamos en temporada de frambuesa y árandanos y acabando la de la fresa (*). Aprovechar a pillarlas siempre mejor en ecológico que no tenemos ganas de comer pesticidas. Y comerlas siempre mejor en crudo. Hay que lavarlas enteras, sin partir ni quitar el rabito si lo lleva, así no se pierden nutrientes.

Se pueden incluir en muchas recetas, en bizcochos y bollería, mermeladas y confituras, helados, zumos y licores, acompañando carnes al horno… Para comerlas crudas, en ensaladas o como postre o desayuno con yogur o cereales. O solas, que son deliciosas.

frutos rojos
Yogur casero con mermelada de frutos rojos, uno de los postres que más triunfan en nuestro catering

Puedes aprovechar cuando sea temporada para “hacer stock”, los arándanos y las grosellas, por ejemplo se congelan muy bien. O como decíamos antes aprovechar para hacer zumos o mermeladas. En mermeladas se pueden combinar entre sí y con otras frutas como la manzana que contribuirán a espesar. Recomendamos quitar las pepitas a los que tengan porque pueden ser muy molestas y estropear el disfrute de la mermelada.

Así que, de una forma u otra, no dejes de consumir este regalo de la naturaleza siempre que puedas y ¡disfrútalo!

(*) Ahora mismo en España existe un boicot a la fresa por las condiciones laborales de esclavitud en las que se encuentran las trabajadoras y trabajadores de este sector. Trabajando en condiciones deplorables, con temperaturas infernales en los invernaderos por salarios de miseria. Existen también denuncias por acoso sexual por parte de los empresarios del sector y muchas de las trabajadoras denunciantes han sido deportadas a sus países de origen. Por otro lado, la forma intensiva de producción intoxica la tierra y produce frutos cargados de tóxicos. Por todo ello desde Con-fusión Comidas apostamos por un consumo de fresas de cercanía y ecológicas.
Más info aquí o en el libro La fresa amarga, editado ya en 2005.

.
.

Please follow and like us:

Published by

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *