Trébole de Agua, con los pies en la tierra

Gente, empezamos hoy a presentaros a lxs productorxs con los que trabajamos en el catering! Teníamos muchas ganas de hacer esto porque para nosotrxs la forma en la que se produce la materia prima es tan importante como la forma en la que la cocinamos.

Así que visitamos a nuestrxs amigxs de Trébole de Agua Producción Ecológica en Camoca, Villaviciosa; los pillamos plantando limoneros, y en ese rato, en el que se tarda en plantar dos limoneros charlamos con ellxs sobre su proyecto y la situación del campo asturiano.

trabajando el campo
Lu y Tilo preparando la poza para el limonero

Trébole son productores de verduras y frutas ecológicas desde hace 5 años, también hacen de distribuidora de otros productos ecológicos como cereales, legumbres, setas, pan, zumos… y ¡Asturcilla!

En este tiempo han ido cambiando de fincas y de componentes y prevén que se sumará más gente al proyecto pronto sobre todo para trabajar con frutales. A día de hoy Trébole está formado por Lu Fanjul y Tilo Martín y, por supuesto, Kron, y trabajan dos fincas, la de Camoca y otra en Pueyes, también en el concejo de Villaviciosa.

el perro de Trébole
El gran Kron

Lu, urbanita de Gijón de toda la vida, recuerda cómo cuando era pequeña y sus compañerxs de cole decían que el finde se iban al pueblo a ella le hubiera gustado «tener un pueblo». Acabó en el mundo del periodismo pero algo no le cuadraba. Las prisas, el tener que tener que vivir en función de «la actualidad y de la agenda política e institucional», el teléfono, la endogamia propia de la profesión… Aquello «no tenía nada que ver con la vida real de las personas». Total que lo dejó y durante un tiempo se dedicó a otras cosas, entre ellas tener una hija y trabajar una huerta para casa.
Acabó trabajando en la Asociación El Terruño que comparte objetivos con Biltar, la Red de Semillas de Asturias, una apuesta por recuperar y conservar la diversidad de semillas autóctonas, contra las prácticas comerciales de homogeneización que acaba degradando las semillas. Y de ahí a Trébole de Agua, con los que ya colaboraba de vez en cuando, sólo había un paso.

planta de limonero

Tilo en cambio se crió en un pueblo, en Camoca de hecho donde su madre y su padre tienen un afamado taller de artesanía de cuero. De Camoca a Londres había algo más que un paso pero allá se fue Tilo a estudiar Cine y Fotografía. Fue en Londres donde empezó a acordarse del cielo limpio, de escuchar a la curuxa y de otros lujos de la vida rural. Y le apeteció volver. Aprendió a cultivar alimentos prácticamente de cero, abriendo una güerta con unos colegas, leyendo, preguntando y con la práctica y acabó queriendo vivir de ello, del campo, de la producción sostenible y al aire libre. Así que montó Trébole con otras tres personas que más adelante lo dejaron.

plantando limonero

limonero

limones

La idea en Trébole es hacer algo integral que vaya desde usar sus propias semillas, plantar sus propias plantas y cosechar su propia verdura y fruta. Además también se encargan directamente de la comercialización y distribución. Semanalmente reparten una media de 20 cestas en Asturias. Así, en ciudades como Oviedo y Gijón, la gente puede disfrutar de un producto ecológico y sumamente fresco (en Con-fusión Comidas damos fe) y haciendo realidad el cada vez más conocido lema de «de la huerta a la mesa». Sin intermediarios, disfrutar de materia prima ecológica no es tan caro y se produce un enriquecimiento mutuo: urbanitas que se nutren con comida de verdad y «ruralitas» que pueden vivir en el campo de su propio trabajo contribuyendo a dar vida al medio rural asturiano.

La forma de trabajar de Trébole parte de una reunión semanal de planificación de cultivos. Para los cultivos elijen variedades locales que les permiten ser autosuficientes. Salvo un motocultor, apenas usan máquinas para la producción, dicen que no les compensaría entre pagar combustible, itvs, seguros, reparaciones y demás, al final son muchas horas trabajando sólo para pagar un medio de trabajo, no tiene mucho sentido. «Cuando tenemos que abrir un terreno grande llamamos un tractor y ya está». Luego usan cucho de «Los Caserinos» una ganadería ecológica cercana, que también producen lácteos. Entre ellxs dos hacen todos los trabajos del proceso, desde la siembra, hasta la distribución, pasando por la contabilidad, la publicidad y el inmenso mundo de los papeleos agrarios…

agricultor ecológico
Tilo y Kron

En Trébole nos cuentan que las cosas para el campo no están fáciles, la administración no es precisamente de gran ayuda, en la Villa, por ejemplo «si quieres tener más de 4 gallinas tienes que pedir un permiso». No es fácil gestionar todo esto además de llevar adelante toda la producción. Por otro lado sienten que es un trabajo poco valorado socialmente a pesar de que luego a «todo el mundo le gusta venir a los pueblos y ver qué guapo está todo, pero ese paisaje se mantiene gracias al trabajo de lxs campesinxs, no se hace solo».

Al final del todo me estoy dando cuenta de que se me olvidó, olvido imperdonable, hacer una foto de los limoneros plantados. A cambio, sí me acordé de hacerles foto a estxs muchachotxs tan bien plantadxs. Lo sé, vaya chiste… En fin, un placer compartir este rato con Trébole y mayor placer cocinar y comermos las verduras de Camoca. Gracias, gracias, por alimentarnos.

Lu y Tilo que, claramente, están más cómodos con el palote que delante de una cámara jajaja
Please follow and like us:

Published by

Related Posts

2 thoughts on “Trébole de Agua, con los pies en la tierra

  1. josep marti gonzalez

    hola buenas tardes,me podrias facilitar sitio donde poder conseguir unas judias que he visto en el pograma de tve aqui la tierra que siembras llamados negritos.un saludo y muchas gracias .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *